Mientras llovia

Mientras llovia.

Editorial:
ALMUZARA
Año de edición:
Materia
Ficcion moderna y contemporanea
ISBN:
978-84-18346-54-5
Páginas:
248
Colección:
NOVELA
21,00 €
incluido
Disponible para envío
Añadir a la cesta

Leo, un traductor de mediana edad, se enamora perdidamente de una mujer a la que conoce durante la fiesta de presentación de un libro. Aunque en un principio su amor parece ser correspondido y ambos inician una relación sentimental, poco a poco ella irá marcando distancias. Una noche, Leo, desesperado y borracho, inicia una pelea en un bar. Supuestamente a consecuencia de ello, recibe a los pocos días, en el buzón de su casa, una amenaza de muerte que trastocará por completo su vida.

Mientras llovía es una novela sobre el enamoramiento, sobre la búsqueda de uno mismo a través del otro, pero también una reflexión acerca de la pérdida y el paso del tiempo. Sobre la posibilidad de encontrar, a través de ellos, una forma de reconciliación y de consuelo.



De la obra de Pérez Subirana se ha dicho:

ôUna prosa madura, de párrafo largo y comparaciones e imágenes de raíces proustianas, y desde luego inusitada para una primera novela. Un autor dotado de un lenguaje heredero de la mejor narrativa, y con un mundo densamente propioö.

Joaquín Arnáiz, LA RAZÓN.



ôCon pulso sostenido, trenza hábilmente los lances etílicos con una grávida capacidad de reflexión, donde entrevera humor, filosofía práctica y adaptación a la derrotaö.

Francisco Solano, EL PAÍS.



ôHa dado con el tono adecuado, entre cáustico y autocompasivo, que mezcla certeramente lo reflexivo y lo sentimental. Es decir, ha logrado crear una voz. Destaca también la capacidad de Pérez Subirana para tratar temas como la amistad, el amor, la soledad, la madurez, el autoconocimiento, con esa difícil facilidad que hace reconocibles a los escritores de buena leyö.

Marcos Maurel, EL PERIÓDICO.



ôAñadiremos un acierto más: una prosa de calculada sencillez, de oraciones cortas que dan agilidad a la historia, aunque también se permita registros más complejos; y que supera una supuesta espontaneidad con prudentes referencias literarias, no adorno sino materia propia en boca de un narrador cultoö.

Santos Sanz Villanueva, EL CULTURAL.